De Donde Fue Adolf Hitler

Adolf Hitler fue un político alemán, líder del Partido Nazi, que ejerció como canciller y führer alemán durante casi diez años. Nació el 20 de abril de 1889 en Braunau am Inn en el Imperio Austrohúngaro, actual Austria. Sus padres eran ambos cultos y de modesta clase media, su padre Karl vino de una familia de campesinos y su madre, Aloisia, venía de una familia de comerciantes. Adolescente fue expulsado de la escuela primaria y comenzó a trabajar para ganarse la vida.
Después de pasar una temporada trabajando en una librería, Hitler decidió unirse al ejército alemán. Se alistó en los Reiterregiment 16 para ganarse la vida, y esto fue lo que lo llevó a convertirse en un destacado líder militar. Durante la Primera Guerra Mundial, Hitler lideró sus tropas a la victoria tantas veces como fue posible, y fue condecorado con la Cruz de Caballero de Honor. Posteriormente fue ascendido al rango de capitán. Sus gloriosos logros y su talento para el liderazgo, cautivaron a gran parte de la comunidad militar y comenzó a ganar notoriedad.

En 1920, Hitler se unió al naciente Partido Nazi. En marzo de 1933, el presidente Hindenburg nombró a Hitler canciller o Primer Ministro de Alemania. Fue conocido por sus políticas racistas, antisemitas y xenófobas. Estableció una dictadura llamada Tercer Reich, y en este periodo aprobó la Ley para la Protección del Pueblo y el Estado, la cual era conocida como la Ley de Habilitación. Esta ley otorgaba a Hitler la capacidad de promulgar leyes sin el consentimiento del parlamento. Más tarde, promulgaría leyes relacionadas con la supremacía “ariana”.

Ideología Nazi

Hitler fue uno de los principales exponentes de la ideología Nazi, la cual defendía la idea de que el ser humano era un cuerpo social determinado por la herencia biológica, en lugar del ambiente. Esta creencia, se basaba en una pseudociencia llamada “raza blanca aria” en la cual se consideraba a los alemanes como la más avanzada de las razas y, por lo tanto, como la única con derecho a existir y prevalecer. Esta ideología fue ampliamente adoptada por los partidarios de Hitler, y se hizo popular como resultado de la misoginia y el racismo extensamente propagados.

Hitler se autodenominó el Führer o “líder supremo” de la Alemania Nazi en 1934. Bajo su liderazgo, emprendió un programa de expansionismo agresivo extensivo a Europa y el resto del mundo. Esto incluía el Anschluss con Austria, el “Estado Libre” de Danzig, el Tratado de Núremberg, el Pacto Anti-Komintern entre Alemania y el Japón, la invasión de Polonia en 1939 y la invasión de los países bálticos. Estas acciones provocaron la Segunda Guerra Mundial y llevaron a la formación de la Unión Soviética y el Reino Unido como bloques militares enfrentados.

Muerte de Hitler

Hitler fue derrotado en 1945 como resultado del conflicto y a principios de mayo se suicidó para evitar su captura por las tropas soviéticas. Otto Skorzeny, un general alemán que llevó una batida de rescate de Mussolini días antes que terminó la guerra, escribió que se enteró que Hitler estaba muerto al recibir una noticia de los comandantes de Hitler de que la última escolta de Hitler fuera muertos en combate.

Después de más de una década de liderazgo, el régimen nazi fue derrocado y se puso fin a la Segunda Guerra Mundial. El legado de Hitler ha influido en el proceso histórico de la humanidad del siglo XX hasta la fecha. Su carácter proteico unificó un extenso poder a sus seguidores, pero su ideología excluyente y antihumanista también llevó al exterminio masivo de judíos, gitanos, homosexuales, discapacitados, y otros grupos considerados peligrosos para la supremacía aria.

Legado

A pesar de su despiadada dedicación a la ideología nazi, Hitler es aún hoy considerado como uno de los líderes más influyentes del siglo XX. La presencia de Hitler en la cultura alemana y en la memoria colectiva de los alemanes ha dejado una huella indeleble. Sus ideas han sobrevivido en la memoria popular: desde el comienzo de la gran guerra hasta la creación de movimientos neo nazis en Europa y el resto del mundo, el nacionalismo radical ha sido una constante.

Recepción Histórica

En la actualidad, Hitler ha sido degradado de una figura mitificada a una figura aborrecida por su liderazgo despiadado de la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Esto es cierto tanto para los historiadores académicos, como para los ciudadanos alemanes.
Muchos historiadores consideran que Hitler tuvo un impacto profundo en la historia mundial. La relación entre el nazismo y la Segunda Guerra Mundial sigue siendo una de las principales preocupaciones de la historia moderna. La dirección de Hitler y su enfoque agresivo hacia el poder y la supremacía racial influyeron de manera significativa en el curso de la historia del siglo XX.

Hitler y La Vorágine Nazi

Hitler culpaba a judíos, comunistas, rusos, socialistas y otros grupos étnicos de todo el mal de la Alemania de su época. Esta fue la lógica llevada a cabo para justificar una campaña de odio y exterminio. Esta cruzada fue diseñada para generar el caos y crear un clima de incertidumbre para dominar la opinión pública. Una vez que el pueblo alemán se adquiría al programa de Hitler, su liderazgo se sentaría de manera indestructible.

Hitler y su régimen nazi también introdujeron a la Alemania un nuevo sistema de derechos humanos. Todos los juicios y castigos se basaban en las leyes nazis, que eran extremadamente racistas y discriminatorias. Los juzgados también estaban estrictamente controlados por los líderes de la parte del partido Nazi, para asegurarse de que no forman parte de la oposición. Estas leyes fueron ampliamente aceptadas por los ciudadanos alemanes, pero constantemente estaban amenazadas por aquellos que aún se resistían al ideal nazi.

Legado artístico de Hitler

Hitler no fue solo un líder político y militar: decidió dejar un legado en el arte. Esto lo llevó a firmar muchos acuerdos con artistas, escritores y compositores. Desarrollaron una “Ars Germanica” basada en la tradición alemana, pero con el toque personal del Führer. Esta fue una forma de exaltar la supremacía aria a través del arte, ayudando a Hitler en la propagación de su propaganda.

Muchos artistas famosos han ocupado el evento Nuremberg de 1935. El evento fue diseñado para el culto a Hitler y su idea de la grandeza alemán. Este fue un gran evento nacionalista para promover el nacionalismo alemán y la supremacía aria en todo el mundo.
Hitler también presionó a otros artistas a producir obras del Partido Nazi para su propio beneficio. Hitler incluso usó su influencia para bloquear el trabajo de artistas que resultaban anti-nazis.

Perspectivas contemporáneas

Hoy en día, Hitler sigue siendo un tema polémico para la Alemania moderna. Aunque Hitler ha dejado un legado controversial, muchos expertos coinciden en que fue uno de los líderes más influyentes del siglo XX. Esto queda claro por la influencia que aún mantiene en la moderna Alemania.
A pesar de sus acciones, la figura de Hitler sigue generando controversia. Muchas personas siguen aún buscando una

Elizabeth Baker is an experienced writer and historian with a focus on topics related to famous world dictators. She has over 10 years of experience researching, writing, and editing history books and articles. Elizabeth is passionate about uncovering lost stories from the past and sharing interesting facts about some of the most notorious dictators in history. In her writing, she emphasizes how dictators can still affect modern-day politics and society. She currently lives in Seattle, Washington where she continues to write and research for her latest projects.

Leave a Comment